Evaluación de mi tesis sobre Educación Poética

 

 Relevancia profesional, empatía con el tema y configuración de estilo

La autora informa con competencia sobre “un proyecto de educación poética temprana”, el cual ella misma llevó a cabo, en forma competente y sensible a la vez, con alumnas y alumnos de diversos colegios de Berlín.

Con ello cumple de manera relevante y profesional su tarea como pedagoga en escritura.

La autora encontró un notable y adecuado modo de escribir en su trabajo de Master, que podría llamarse científico-poético. Se originó un poema científico, comparable con publicaciones como por ejemplo del pedagogo Makarenko (“Poema pedagógico”) o del reformador teatral Stanislawski, o al modo descriptivo-estructuralista a la usanza de algunos etnólogos. El objeto, por lo tanto, forma parte del modo de presentación y de escritura, se amolda, por así decirlo, a él. Con ello la autora demuestra excelentemente la capacidad de usar una forma, un estilo, con el que expresa un supuesto muy correcto, cual es el que abordando el lado formal de forma poética se aporta no poco para llegar al conocimiento. Un conocimiento que no tomara en cuenta los sentimientos, mentalidades o los sentidos no sería conocimiento a la medida humana. La autora aquí se inspiró en la escritura de poetas y ella misma escribe como poeta.

La autora documentó extensamente lo que ella estimuló en sus clases creativas así como los productos poéticos, fabricados por los alumnos. Utilizó literatura adecuada, la que integró con destreza a su trabajo. Ella utilizó literatura en otros idiomas e inteligentemente utilizó citas como títulos para cada uno de los capítulos.

Trabajo científico y desarrollo de una elaborada posición propia

Tal como se describió más arriba, el tema es elaborado por parte de la autora en forma científica-poética, o también se podría decir musicalmente, ya que la autora se plantea “un tema con variaciones”. Ella utiliza un cuestionario de preguntas poéticas del poeta chileno Pablo Neruda. Por ello su trabajo está subtitulado “los niños responden a Pablo Neruda”- y el título principal dice, recurriendo a una de las preguntas de Neruda “¿Cuantas preguntas tiene un gato?”

Interesante habría sido investigar a otros autores y autoras, de cómo ellos manejan las preguntas, así por ejemplo se encuentra en Bertolt Brecht el modo de la elaboración en base a preguntas, para poder actuar con causa de conocimiento (ver tambíen sus“Preguntas de un obrero lector” : “Tantos informes. Tantas preguntas”. O en  sus Historia del Sr. Keuner dice: “me alegro haber preguntado”, ver Gerd Koch : “Lernen mit Bert Brecht”. Frankfurt am Main, 1988, 2. Aufl., pag.137 y sig. =” La utilización de cuestionarios”).

La autora echó a andar un intento educacional voluminoso y de estética variable con el material de Pablo Neruda. Se llevó a cabo en grupos multilingues. La autora creó un” Club de poetas” para niños. Unió el hacer papel, con la creación de poemas, es decir dos procesos de creación de distinta abstracción, lo que es una idea metodológica excelente.

Ella dice: “Al final del proyecto los niños reciben un premio. Una medalla de papel dorado, hecho por ellos mismos, era el premio. Me di cuenta rápidamente, que la promesa de recibir una medalla aumentó considerablemente la motivación de los niños. De todas formas querían obtener una medalla. Esto no es extraño, los poetas sienten mucha atracción por los premios. Si la ganancia monetaria no es una motivación, ¿qué más puede llevar al poeta a escribir? En primer lugar están la fama y el honor. Y esto es lo que simboliza la medalla, el reconocimiento con que nos premian los demás por nuestro trabajo, aunque económicamente no valga la pena escribir, la poesía buena de todos modos es impagable”.(Pag. 56, y sig.)

En esta cita la escritora también nombra una parte de su “poetología”: a partir de una imagen romántica/romanística del poeta, es decir de un hombre cuyo campo de trabajo es lo simbólico, el que aporta artísticamente al mundo, ella deriva su modelo de escritura didáctica.

Sin tomar en consideración el trasfondo biográfico-personal de la autora (ella es poeta y viene de Chile), es muy correcto utilizar el quehacer profesional poético como base de la didáctica/metodológica de la pedagogía de la escritura. La escritora conoce bien a Neruda, ella misma pudo participar de niña de una enseñanza creativa que incluyó trabajar con su poesía. Conoce diversos contextos sociales y pedagógicos, que puede usar para desarrollar e integrar una pedagogía de la escritura creativa (Paulo Freire, Pedagogía Regio de Loris Malaguzzi, María Montessori, su propia profesora Victoria Castro. En pie de página ella también se refiere a la pedagogía Waldorf: aquí habría que haber investigado mas a fondo, si este enfoque realmente fomenta creatividad o si en realidad solo intenta llevar al cumplimiento de deberes formales).

Al describir los procesos en su trabajo para el Master, la autora logra con habilidad introducir sus comentarios poetológicos y pedagógico-escriturales. Con justicia ella se toma en serio como experta. Ella utiliza literatura relevante. Quisiera nombrar el capítulo, lamentablemente muy corto “El binomio fantástico”. Ella argumenta junto al autor de literatura infantil Gianni Rodari, el que señala en su “Gramática de la fantasía”, que,” una historia solo puede resultar de un solo ‘binomio fantástico’ “(pag. 18). Con ello la autora señaló algo muy importante, lo que, por lo demas, fue introducido en la Universidad Martín-Luther en Halle-Wittenberg por el profesor Martin Ritter en la teoría y práctica de la escritura creativa y de la enseñanza básica. Las investigaciones de Ritter habrían podido estimular a la autora, y en parte ella habría podido verse reflejada en los resultados de sus investigaciones.

Michael Ritter presentó un trabajo de Doctorado bajo el título “Wege ins Schreiben” (Camino hacia la escritura), que fue editado hace poco, y en el que este autor llega a varias conclusiones y recomendaciones, a las que también llega la escritora en su trabajo de Master.

Son accesos estéticos que estimulan el juego (por ej. El llamado “binomio fantástico, irritaciones) lo que necesitan los niños en la escuela básica para llegar a la escritura comunicativa y creativa. En muchos casos la creatividad de alumnas y alumnos no es estimulada, sino mas bien disminuida por los procesos escolares. Ritter recomienda aumentar el potencial creativo de los alumnos mediante el contacto con contradicciones. Ritter tambíen se ha ocupado creando un “archivo de textos infantiles”. Con ésto se acerca nuevamente a las opiniones y prácticas de Alejandra del Río (ver su “club para poetas” y la colección de textos escritos por niños en su trabajo de Master).

En otra parte mas de su trabajo es interesante constatar cuan sustentable son categorías estéticas para el proceso científico. La autora demuestra esto en su capítulo “El proceso de transferencia”, en el que ella introduce el concepto, o mas bien la figura retórica de la metáfora. Me refiero al método de la transferencia, del traspaso, del diálogo, de la reciprocidad que se da en la práctica poética.. Esto puede comprenderse en el sentido metafórico/figurado o en el sentido sensual/material (ver pag, 19 y sig., con diversos ejemplos de la producción poética de alumnas y alumnos).

La autora reunió en su trabajo una gran cantidad de reflexiones sistemáticas, poéticas, retóricas, descriptivas, manteniéndose siempre cerca del sujeto o del grupo. El trabajo práctico es patente. La autora se demuestra como una pedagoga de la escritura didáctica-sensible, una pedagoga que motiva y contagia con su entusiasmo. Se recomienda sin embargo que amplíe su repertorio de métodos de la escritura. Ella fundamentó bien, que una educación poética temprana es posible y recomendable. Su modelo antropológico dice que toda persona tiene lo poético dentro de si. Se trata de ofrecerle espacios y oportunidades para poder realizar este potencial, es decir, darle performance (por ej. de manera bien práctica, mediante la deliberada organización de lecturas, o la edición de textos y su reunión en libritos-colección – ambas cosas presentes en el modelo pedagógico de la autora). Para que esto no solo se reduzca a un sentido práctico, la autora, en su bien logrado trabajo de Master, se acerca al modelo del proceso poético de creación y presentación. Se trata de aprender de ejemplos sensibles, figuras poético-pedagógicos, que la literatura pone a nuestra disposición. Muy acertadamente la autora escogió como ejemplo a Pablo Neruda; porque él es un gran autor de poesía y un hombre cuyas intenciones fueron contribuir a la educación popular de un modo poético y político. En su vida de poeta él demostró que ambos modos no se excluyen. Y Alejandra del Río, por su lado, demostró que la educación poética temprana es, habiendo sido llevado a cabo con maestría, como sucedió en la colaboración poética-productiva entre alumnas y alumnos y la autora, necesaria y desde todo punto de vista posible.

Nota : 1,7 (en una escala de máximo 1,0 hasta mínimo 6,0, )

Berlin 20 de Noviembre 2008

(Prof. Dr. Gerd Koch)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *